OSCOZ URRIZA, María Camino

.: “María Camino Andrea Oscoz Urriza”

Nació el 11 de abril de 1910. Archivo Municipal de Pamplona (AMP), Registro denacidos 1902-1912, nº 36 del mes. Archivo parroquial de San Saturnino, Bautizados, 14, f. 269, n° 28 [01]

Maestra de Güesa. 22 años. Secretaria del partido Comunista. Asesinada en Pamplona. Hija de Antonio / Anastasia. (En Altaffaylla aparece con 26 años). Afín al PC, soltera y compañera de Tomás Ariz (conocido líder del PC de Pamplona) que ya había sido fusilado antes que a Camino, dato que ella seguramente conocía en el momento de su detención.

«A una sima de Urbasa es posible que fuera a parar la maestra Camino Oscoz Urriza, de 26 años, cuya detención y humillaciones relató Galo Vierge en Los culpables.» [01]

Miguel Sánchez Ostiz recoge una crónica cruda y detallada reconstruyendo el calvario de Maria Camino en sus últimas horas.

La detienen el 1 de Agosto.

Nació en la Calle de Santo Domingo en Pamplona. Era hija de Antonio y Anastasia.

Fue paseada y humillada por Pamplona, varios falangistas, entre ellos el cruel motejado como “toico” le administran grandes dosis de aceite de ricino. Seguramente le rapan pelo y cejas como a tantas “pelonas”. La maltratan y se burlan de ella durante horas en el “Hogar del camarada” de Falange, que se asienta lo que fuera la clausurada Casa del pueblo de los socialistas. La llevan de nuevo por calles de la ciudad y la plaza del castillo para escarnio y sorna de aquella ciudad combertida en circo del horror y la humillación de los “extremistas”, “rojos”, “separatistas” pues el escarmiento iba más lejos que las terribles detenciones y juicios sumarísimos, había que humillar, apalear, herir, ridiculizar… y luego ya la ruleta rusa del “sacrificio” y los “paseos”. Maria Camino se encuentra fugazmente con Galo Vierge en la comisaría de la Calle Roncesvalles, donde le interroga “formalmente” Germán Izquierdo Larramendi (qué ironía, en la misma calle donde luego al final del franquismo los grises bajo ordenes de Martín Villa matan a otro Germán con total impunidad en otro escarmiento tardío). A Galo le cuenta entre el llanto y el agotamiento las vejaciones sufridas y el trata de consolarla. La policía ejerce su papel en el teatro de la arbitrariedad y no remedia la cacería, forman parte de ella de un modo u otro. Un jefe de Falange cuyo nombre es conocido por Galo y que éste no desvela en «Los culpables» pese a que solo circula de modo privado (tan alto es el miedo que perdura décadas) habla con el comisario Izquierdo y trasladan a Camino y a Galo a la cárcel. Al llegar a la cárcel camino está derrumbada y se apoya en Galo que le anima diciendo que no la perjudicarán más por ser mujer. Una monja-carcelera se hace cargo de Maria Camino….

Según otros testimonios y como recoge (Navarra 1936) Maria Camino pudo acabar en una Sima de Urbasa y ser fusilada el  10-8-36…

[02]

LA POSIBLE APARICIÓN DELCUERPO DE MARIA CAMINO OSCOZ EN LA SIMA DE EL RASO (URBASA)
EXHUMACIÓN DE S.C. ARANZADI PROMOVIDA POR EL HISTORIADOR BALBINO GARCÍA DE ALBIZU, NIETO DE BALBINO GARCÍA DE ALBIZU USARBARRENA Y EL COMPROMISO ACTIVO DE LOS AYUNTAMINETOS DEL VALLE DE AMESCOA

«El día que dieron la noticia de que habían abierto la sima, estaba corrigiendo una página de El Escarmiento en la que doy cuenta del asesinato de María Camino Oscoz Urriza, maestra de Güesa, en la noche del 9 al 10 de agosto de 1936, en Urbasa precisamente. Nunca se ha encontrado su cuerpo. ¿Tal vez ahora?  Entre los objetos encontrados en la sima: un lápiz, un txiskero, una granada de mano, y restos de un uniforme militar… El lápiz, ese lápiz.

¿Habían abierto la sima…? Sí, en 1978, cuando los de Peralta fueron a rescatar los restos del maestro Balbino Bados, alguien cubrió la boca con una gruesa capa de cemento; alguien que sabía lo que había dentro y no quería que fuera encontrado; alguien de los del “mejor no remover”.  En esa fecha vivían todavía muchos de los autores, cómplices y encubridores de los crímenes, las delaciones, las denuncias. Me parece muy significativo.

Para mí esta noticia ha coincidido con el fin de las correcciones del Escarmiento, el libro sobre el comienzo de la Guerra Civil en Navarra, en el que llevo trabajando de manera intermitente desde hace años  y que debería haber aparecido el otoño pasado. Igual cuento los motivos de este retraso y las circunstancias de la escritura del libro. Mañana es 1 de abril. No estoy nada seguro de haber arrojado algo de luz sobre aquel vendaval de furia que se abatió sobre la retaguardia navarra, lejos del frente, y como lo siento, lo digo. Y esa sima… ¿Cuántas simas quedan sin explorar, fosas sin abrir, vidas sin contar?» [03]

Fuentes:

[00] PÍOBAROJA  | La Guerra Civil en la Frontera… | Edición De Fernando Pérez Olío / Editorial Caro Raggio, MadridISBN : 84-7035-181-8 Depositolegal: M. 27.689-2005

Pío Baroja (Ver/descargar On-Line: http://es.scribd.com/doc/33428849/Baroja-Pio-La-guerra-civil-en-la-frontera)

Página 25
«Al volver, he sabido muchas cosas de las que no quisiera haberme enterado. Entre ellas el  caso  de  la  maestra  de  un  pueblo  del  Roncal, llamado  Güesa,  una  muchachita  de Pamplona, inteligente, que se había hecho comunista. Se llamaba María del Carmen Oscoz, y yo supe de su existencia, porque en el comienzo del año 1936 me empezó a escribir unas cartas en las que se mostraba anticlerical y entusiasta del comunismo, cartas de persona inteligente. Esta pobre muchacha leía  mis libros, creía que yo estaba equivocado al no identificarme con el entusiasmo comunista. La  maestra  era  audaz  y  valiente.  En  el  pueblo  parece  ser  que  había  un  cura  que  la perseguía.  Ella  pintaba  a  su  perseguidor  como  a  un  monstruo.  La  maestrita  fue  a  varias reuniones, y al comenzar la revolución la detuvieron y la llevaron a la cárcel de Pamplona. El  doctor  Victoriano  Juaristi,  primero  médico  de  Irún  y  luego  de  Pamplona,  quiso salvar a la muchacha, y le aconsejó que no se mostrara orgullosa, sino que dijera que tenía verdaderos deseos de arrepentirse, que se mostrara amable y que se confesase para salvar la vida. La chica rechazó esas sugestiones con desdén. Algunos días después la sacaron en un camión, y en medio de la carretera la mataron los carlistas, tirándola  al  suelo  y disparando  sobre ella varios tiros. Después arrojaron su cadáver por un barranco. ¡Qué crueldad más baja!»

Página 89

“Rumia, recuerdos y hechos” – Por FERNANDO PÉREZ OLÍO

«Cuando comenta el asesinato de María Camino Oscoz Urriza-María Carmen -según él-  recoge  el  rumor  del  fusilamiento  de  Marino  Húder  y  Luis  Elío,  podemos  deducir  que estamos a finales de agosto del 36. A Oscoz, pamplonesa y maestra de 26 años (4) en Güesa, lugar salacenco y naoncalés (sic), la mataron y tiraron a una sima en Urbasa el 10 de agosto…»

(4) María Camino Andrea Oscoz Urriza nació el 11 de abril de 1910. Archivo Municipal de Pamplona (AMP), Registro denacidos 1902-1912, nº 36 del mes. Archivo parroquial de San Saturnino, Bautizados, 14, f. 269, n° 28

[01] LA SIMA (Blog Vivir de Buena gana) MSO: VER

[02] Resúmen de datos del «El Escarmiento» MSO. Páginas 359-363

[03] «La sima de El Raso y Julia Otxoa»: VER